Nuestras visitas

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Mensaje de Hno. Pedro Basilio Portal:

El espíritu se acerca a este mundo humano, dejando de lado el ámbito normal y habitual de su desarrollo espiritual, en la búsqueda de nociones que ha olvidado en el tiempo y necesita rememorar, para poder vislumbrar un camino distinto del que estaba acostumbrado accionar.
Y pareciera que deja una distancia insondable entre su pasado y su presente, sin embargo la vibración espiritual que emite, se sigue manteniendo intacta, lo que varía es la actitud del individuo, cuando en el regazo de su madre tiene que pedir la asistencia esencial, para el desarrollo de su vida.
Y entonces se crea la dicotomía de la distancia y la cercanía, dejarse llevar por las actividades espirituales que venía desarrollando, o alcanzar a comprender las nociones de La Igualdad, del Amor, de La Comprensión, del ser útil a su hermano, del brindarse para tratar de ayudar que halla armonía en el hogar, situaciones que eran quizás desconocidas y que tiene que afrontar con la rectitud propia, de un Hijo de Dios.
En ese estar el individuo, comienza a recolectar durante toda su existencia, las experiencias que le permitan modificar esa vibración espiritual, para estar en consonancia con la vibración espiritual, que le emiten aquellos que habiendo pasado por ese trance, están colaborando con El Bien, para ayudarte en cada uno de los estadios de tu existencia.
En ese ir y venir el hombre busca aferrarse a situaciones que desconoce y paulatinamente va haciendo la limpieza necesaria de las mismas, para poder determinar que es lo que está acorde con aquello que siente, que vibra y que tiene la imperiosa necesidad de trasmitir, porque se da cuenta que con los latidos del corazón no alcanza y que la emoción que siente interiormente, es como un fuego que le quema y necesita imperiosamente trasmitir a sus hermanos, pero ten cuidado no creas que esta es una tarea que se ha reducido al pequeño ámbito de una Familia o una Escuela, brindar La Verdad, aseverar el Conocimiento espiritual, acelerar el conocimiento de las actividades espirituales, el brindarse no es esencialmente la actividad de unos pocos, este Mundo no tendría el caudal de seres existentes, sino fuera porque una buena parte de ellos, se brinda voluntariamente a tratar de ayudar a otro que sufre.
Hazte la pequeña idea de pensar que sería de este Mundo, sino existiera la asistencia de los Espíritus del Bien, los encarnados se despedazarían unos a otros, como seres inconducentes, sin razón y sin sentido, ahí surge la necesidad de la creación de una Institución, que te permitiera desacelerarte, pensar, razonar, comprobar y, llevar a la práctica aquello que conoces, como La Enseñanza de Jesús.
Es difícil para el encarnado achicar las distancias y es por eso que todos en alguna forma u en otra, añoramos estar cerca de alguien, todos quisiéramos estar bajo la Luz Prístina de aquel que habló con claridad y no se calló absolutamente nada, compartir sus andanzas, percibir su energía, sentir la necesidad imperiosa de vivenciar ese acercamiento espiritual que nos daba, pero para llegar a ese estado, debemos ascender peldaño a peldaño, no porque lo tengas que hacer físicamente, sino porque espiritualmente tienes que estar preparado para percibir a todos tus hermanos, sin ninguna distinción de categoría, porque ahí y solo ahí, estarás haciendo Escuela, estarás haciendo realidad La Enseñanza, estarás entendiendo cual fue y cual es el verdadero motivo de la creación de esta Institución.
El esfuerzo demandado no ha sido en vano, porque cuando te veo llegar débil y frágil, por las distintas presiones espirituales que se pueden observan en el ambiente, te percibo plenamente integro cuando te elevas espiritualmente, para ayudar al que sufre, para acercar tu elevación espiritual aquél que no entiende nada, pero que te necesita más que ninguno.
Porque te veo con energía y con fortaleza, porque te veo dedicado al estudio, porque te percibo como un hermano con ganas de trascender espiritualmente, más allá de cuatro paredes que te limitan cada día más y porque esencialmente, necesitamos que mejores, porque si todos estuvieran imbuidos de este mismo impulso y este mismo desarrollo, hoy hubiéramos colmado todos los ámbitos aquí alrededor y no por lo que le brindemos, sino por la esencial ganas de compartir la vibración espiritual, de todos aquellos espíritus que están a tu lado, pero para eso debes prepararte para entender y sobre todo para trasmitir, para explicar lo que sientes, para explicar porque vibras, para explicar porque amas, para explicar porque vienes, porque realizar el esfuerzo.
Porque cuando te callas no estás haciendo realidad La Enseñanza de Jesús de Nazareth.
Hubo a lo largo de todo este tiempo innumerable cantidad de seres, que ingresaron a estas Aulas y se han retirado.
La vibración espiritual que le hemos trasmitido, quizás no fue suficiente para desarmar el entramado espiritual que lo rodeaba.
Esa no es tu responsabilidad, es de ese espíritu que vino buscando una indicación, una aclaración, o un efecto distinto al que nosotros tenemos para brindarle.
La tarea que se te ha encomendado está cumplida cuando trasmites con claridad el conocimiento, está cumplida cuando haces el esfuerzo de venir a tu Escuela, a brindarte para que los hermanos puedan encontrar este ámbito rodeado de Espíritus del Bien, gracias a tu elevación espiritual.
La haces realidad cuando te esfuerzas en los horarios que le quitas a tu sueño, para dedicarte a leer los Libros que te traen el Conocimiento, porque en ese mismo instante también, tienes a tu alrededor a un Espíritu del Bien.
Lo haces cuando te preparas delicadamente para estar presente en cada una de las Prácticas que aquí se desarrollan, porque en ese instante estés donde estés, mientras estas vibrando en cómo se va a desarrollar la Práctica, está un Espíritu del Bien.
Porque cuando te pones a pensar en otro hermano en cómo llevarle esa elevación espiritual que tu logras, estás acompañado de un Espíritu del Bien.
Porque cuando elaboras una comida para agradarle al otro, te está acompañando un Espíritu del Bien.
Cuando haces tu tarea como corresponde en cualquier lugar y de cualquier manera que la desarrolles, hay un Espíritu del Bien que se te acerca.
Y si tienes ese Espíritu del Bien, que te entiende que conoce tus vibraciones y, que te trasmite las inquietudes que necesitas.
¿Cómo es que todavía no tenemos claridad en la expresión de La Enseñanza Espiritual?

Cada Curso de Conocimiento debe ser una Cátedra en la que no se distinga a nadie, sino en la que cada uno trasmita sus experiencias, sus conocimientos y agregue del otro el conocimiento y las experiencias, para poder armar un conjunto de seres que aunados en La Fe, tengan la fortaleza de rechazar cualquier tipo de presión espiritual y tengan la bonhomía y la bondad de recibir a todo aquél que sepa mucho o poco, viene a buscarte en este lugar y en este ámbito, para él también poder vivenciar esa presencia y pueda él reaccionar, para trasmitir sus verdades, sus dolores, sus sentimientos.
Esa es La Escuela que estamos necesitando.

Esa es La Escuela que este hermano que me acompaña, ha estado intentando de imbuirte a lo largo de todo este tiempo y este hermano ha adquirido una experiencia a tu lado, que no la tiene otro hermano, porque Él ha vibrado con cada uno de ustedes y ha podido obtener esa vibración espiritual que le trasmitías y, de ella sacar una enseñanza, que le va a servir a Él, para las tareas que tiene que desarrollar.
Porque ten presente que el Hermano Guía no te escucha, el Hermano Guía no te ve, el Hermano Guía no te señala, siempre está presente para percibir la vibración espiritual que traes, a veces distinta en el día a día, para tratar de lograr aliviarte para que seas capaz de trasmitir ese alivio, en su magnitud, en tu forma y en tu conocimiento a otro hermano.
Esa es la experiencia que se lleva y que le va hacer útil, para la tarea que tiene que desarrollar, te escuchamos Hermano.


Guía Espiritual de la Escuela Hno. Manuel Kant:
Gracias Hermano, has comprendido lo que este Hermano te ha expresado, tienes una Enseñanza Espiritual para ti hermano, para que revalores tu vida, te eduques como corresponde y haciendo el Bien por el Bien mismo, para tus hermanos que llegan a ti, en diferentes circunstancias, que aprendizaje tienes en estas cuatro paredes, tienes un caudal de Conocimientos para vos hermano, para que recuperes los principios, Amor, Fe Comprensión, Perdón, basta de hipocresía, basta de perjuicios, bríndate a tu hermano, que necesita de ti, tienes en ti todo ese Bien asumido, expándelo, bríndalo a todo aquel, no te quedes con lo que aprendiste sigue avanzando, sigue estudiando, sigue investigando.
Te acuerdas aquel día que decidiste llegar, traspasaste la puerta y te recibieron con Amor, te brindaron todo en aquel momento.
¿Que hiciste en todo este tiempo?
¿Qué hiciste por ti y por los demás?
A eso quiero llegar hermano. ¿Que hiciste? es tan importante que una vez por todas que debemos y debes cambiar, modificar tu conducta espiritual, ya sabes que no es de ahora, que es de tiempo y tiempo y, que eso debes tu mismo ir mejorando, poniendo coto a todo eso que tú mismo construiste.
La Enseñanza del Maestro te brinda todo para tu vivir, tómalo hermano no lo dejes, porque ella te ayudará, te ayudará a encaminarte en una senda, donde iras recuperando el equilibrio espiritual, ese equilibrio que tú necesitas hermano, para estar bien contigo mismo y con todos los demás.
Aprende, aprende, asiste a las Conferencias, a las Clases Explicativas, participa de los Cursos, de las Charlas, pero no te quedes con lo has aprendido, sigue esmerándote porque es un tesoro muy apreciado, lo que el Bien te está brindando hermano.
Un año más se suma, a los tantos más que tiene esta Escuela, defiéndela con voluntad, con esfuerzo, con dedicación, con Amor, con esa entereza que debe haber en ti, que debe persistir en ti, para que La Escuela sea Escuela de educación espiritual.
Me siento enormemente agradecido Hermano, de haberte acompañado y haber trabajado junto a ti codo a codo, ayudándote, porque esa fue mi Tarea, la tarea que todo ser debe cumplir. Gracias hermano, gracias por haberme cedido todo este instante.
Continua el D.G.E: Hermano Guía antes que te retires, es la intención de los hermanos Directores de esta Escuela, de los Discípulos y yo como coordinando esta Práctica, te decimos en nombre de todos ellos, gracias por la Presencia tuya y el consuelo que brindaste en esta Tarea, a cada hermano en esta Escuela durante todo este tiempo material, también te damos las gracias, son expresiones humanas, pero creo que es el deseo de cada hermano de esta Escuela, que espiritualmente vos no estarás en ella y estarás cumpliendo como bien lo dijo Basilio Portal, con la experiencia adquirida aquí, en otro Nivel, en otra Dimensión Espiritual. Muchas gracias. Te escuchamos.
Continúa el Hno. Pedro Basilio Portal:
Toda intención, todo deseo, toda expresión de buena voluntad, implica poner en funcionamiento aunque sea parcialmente, el conjunto de aptitudes que el espíritu tiene por Creación.
No puedes intentar beneficiar a otro, o agradecerle, o trasmitirle, sino tienes esa convicción para elaborarte la intencionalidad de trasmitir, a través de distintos métodos: la voz, la escritura, el dibujo, la pintura, ese agradecimiento a tu hermano.
Quizás no necesites hacerlo a voz alzada, pero es suficiente con la emisión espiritual que trasmites, para que los seres espirituales lo perciban.
Es así como que tienes a partir del día de hoy, el enorme desafío de intentar captar las vibraciones espirituales, que te va a trasmitir un ser que supo consolar, que supo vibrar, que trasmitió a su manera pero con la enorme convicción, de ser un engranaje necesario, en la trasmisión de La Enseñanza Espiritual, para todo aquél que de una u otra forma, estuvo junto a él, así que hermano Director General, dispongamos de un nuevo hermano para poder desarrollar la actividad predispuesta.
El DGE junto con los hermanos presente describen el espíritu de quién fue el Hno. Gerónimo Podestá, quien en su última encarnación fuera el responsable en la conducción de la Escuela luego de la partida física del hno. Eugenio Bernardo Portal.
        Continúa el Hno. Pedro Basilio Portal:
Ha sido por la denodada actividad de un grupo de seres que me acompañaron espiritualmente, para brindar la conformación necesaria, para  mantener alejado al mundo espiritual, que pretendía que estos Actos no se llevaran a cabo, entre esos seres supiste estar con la fecundidad espiritual, que era necesaria para ese acto, para ese momento.
La llegada a La Escuela fue un hecho casi natural, para aquel que había sabido brindar toda su existencia, en la ayuda de los seres que los rodeaba.
También de tu experiencia de vida humana, el ser debe aprender que debe observar a su hermano, a través de la vibración espiritual que trasmite, aun cuando se equivoca, porque de allí encontrará la enseñanza necesaria, como para no volver a repetir los errores y que muchos de  los supuestos errores
No tienen un compromiso espiritual que afecte la bonhomía, el amor, la comprensión y la necesidad de ser útil, el Bien observa toda la actuación espiritual del ser, no un determinado instante o un determinado hecho, porque ese hecho y ese instante puede ser modificado por el espíritu, con su esfuerzo y con su dedicación.
Hermanos de esta Escuela encuentran frente a ustedes a un Espíritu, que tuvo el conocimiento de lo que es estar en una Institución de primera mano, nadie le contó lo que era La Escuela, la aprendió, la vivió y la trasmitió, la supo hacer crecer y supo brindar su conexión espiritual conmigo, para poder brindar las aclaraciones necesarias para poder coordinar y adelantar, lo más posible La Escuela.
Es por eso que te pido que necesitas invariablemente, del esfuerzo necesario para entenderlo, no pierdas el tiempo pidiéndole que te entienda, no hace falta, ya conoce cada detalle y a aquí te voy a trasmitir otra Enseñanza, hoy no es el primer día que está aquí presente, sabedor de La Tarea que le íbamos asignar, ya estuvo y ya te conoce, ya sabe como vibras, ya sabe que necesitas, ya sabe que te debe trasmitir, ahora necesita de tu buena voluntad para entenderlo, para captar esta sensación espiritual de estar a su lado y, hacer de cuenta que estas en el regazo materno, tratando de entender, el porqué te brindan Amor, porque te ayudan a razonar con inteligencia y porque nunca coartarían tu libertad.
Te escuchamos Hermano;
Mensaje del Nuevo Guía de la Escuela Nº 148 Hno. Gerónimo Podestá: (Ver su biografía en página 22 de esta gaceta)
Gracias Hermano Pedro Basilio Portal, mi Hermano espiritual, gracias por la invitación a esta nueva instancia espiritual, en la que sigo siendo un aprendiz. Intento sobremanera poder aprender como espiritualmente, acercarme, estimularte, para que se pueda interpretar que somos hermanos, que nos necesitamos y que esta tarea,
No es la tarea de uno.
Es la tarea de todos.
De todos los que se predisponen.
De todos los que ansían como espíritus en la condición en que se encuentren,  ser libres y como bien lo expresara nuestro Hno. Basilio, ya me acerque a ti anteriormente, espiritualmente no existe la improvisación.
Compartí con el Guía de esta Escuela instancias, me hago cargo de la posta, me hago cargo de una situación en particular que quiero compartirla contigo, amado hermano de esta Escuela.
Aprende a percibirme, aprende a superar los impactos espirituales nocivos y a disfrutar la caricia del Bien.
Estamos para acariciarte, estamos para brindarte nuestra energía espiritual, en particular te acerco mi energía, me pongo a tu disposición para que humanamente des a conocer esta Enseñanza.

¡Abre las puertas hermano, abre las puertas de este ámbito humano, que se abrirán las puertas espirituales, de eso nos encargamos nosotros!
Pero de la caricia a ese ser que se acerca, del consuelo, del abrazo, del: ¿Qué tal hermano cómo estás? Debes hacerte cargo tú hermano.
Esa es tu hermosa tarea, te puedo asegurar que a pesar de los errores que he cometido, disfrutaba tanto abrazar un hermano.
¡Como lo disfrutaba!
Cuando podía sostenerlo en un abrazo, carecía tal vez de palabras, pero ese abrazo cubría mis falencias, de aquello que todavía, no podía explicar humanamente.
Y aprendí hasta donde pude y, seguí aprendiendo espiritualmente.
Y voy a continuar aprendiendo contigo hermano.
Y quiero que aprendas a conocerte.
Necesitas aprender a conocerte.
Y a poder desplegar ese potencial espiritual y humano que posees, no te limites, no te limites, ambos fuimos creados por Dios.
Te voy hacer una pregunta y necesito que me la respondas.
¿Quieres compartir conmigo esta tarea de aliviar el
dolor espiritual y humano?
¿Quieres hacerlo?
Contestan los hermanos presente: ¡Si Hermano!

¡Entonces adelante!
Tienes todos los elementos que te brinda esta Institución y que te acercamos Espíritus como quién dirige esta Enseñanza Espiritual, Jesús de Nazareth, de Los Redentores, del Guía de esta Institución Pedro Basilio Portal y humanamente con conocimiento, te lo puedo verter, tienes la DGE, que está llevando adelante esta Institución como corresponde, a la altura de las circunstancias y si bien no corresponde que lo diga, lo necesito decir, lo necesito trasmitir, lo necesito compartir, porque también es una forma de reconocer el esfuerzo titánico, que hace este hermano.
Gracias Hermano Pedro Basilio Portal, gracias Hermano Espiritual. Hasta todos los momentos.
Continúa el Hno. Pedro Basilio Portal:
Son muchas y muy variadas las formas y los métodos, en que el individuo puede forjarse la forma, de trasmitir su conocimiento, no es la uniformidad, la que va a definir la instancia de estar cerca del Bien o no, es el razonamiento utilizado para poder entender y, poner en práctica dicho entendimiento.
Nosotros entendemos que la mejor forma de aliviarte, de ayudarte y de vibrar a tu lado es acercándote, la vibración de las Fracciones Espirituales, que se van a ubicar en tu Pericuerpo, para hacerte sentir el alivio espiritual que buscas.
Es así que de acuerdo a las posibilidades y el conocimiento, junto con estos dos Hermanos, vamos a impartir el Fluido Espiritual con Fracciones Espirituales Purificadas, para que puedas sentir algo, que no cualquiera en cualquier ámbito puede provocar, aunque lo llame igual. Comenzamos Hermanos.

Recuerda que no debes pedir absolutamente nada, ya sabemos tus necesidades, tus dolores físicos y espirituales, ábrete a la vibración espiritual que te estamos haciendo llegar, para que con tu consentimiento, las Fracciones Espirituales puedan desarrollar su cometido y, para que aquellas que se instalen en el agua, puedan recorrer el interior de tu organismo para aliviar espiritualmente, a tantas Fracciones Espirituales que comparten tu vida.
Suspendemos el Fluido Espiritual.
Vamos a seguir estando juntos. Y nos retiramos con la alegría de saber, que nos has comprendido. De que tendrás la fortaleza para modificar todas aquellas aristas, que puedan imbuirte de un ánimo equivocado.
Estaremos a tu lado cada vez que lo necesites, aunque no nos invoques. Te brindaremos lo mejor que tenemos, cada vez que lo necesites. Te brindaremos la ayuda, toda la ayuda que puedas percibir. Te vamos abrazar aunque no lo sepas.
Te vamos a contener aún cuando no llores. Te vamos abrigar cada instante de tu vida.
Esa es la misión que nos hemos comprometido a llevar a cabo.
Esperamos de ti el mismo compromiso, la misma voluntad y el mismo Amor.
Cada vez que seas capaz,
de trasmitir una gotita de amor.
a tu hermano,
allí nos encontrarás.
Gracias y que seas muy feliz. Hasta siempre. 
Fuente: Gaceta Juvenil

No hay comentarios:

Publicar un comentario