Nuestras visitas

jueves, 6 de octubre de 2011

Acto de Fe Central Venerable Madre - domingo 21 de agosto de 2011 - Escuela Nº 132 de la Ciudad de Córdoba – Argentina

Mensaje de Venerable Madre:
Vibraciones similares están hoy aquí como entonces, cuando en aquellos Templos aquella música solicitaba a Dios, aquellas palabras, aquellas voces intentando elevarse al Infinito, vibraciones espirituales aquí hoy, han rememorado mi sentir de aquellas épocas.
Se anunciaba El Mesías, Aquel que enviaría Dios, para la salvación de todos y ya ves, ese Mesías, aquel Ser, que había solicitado a Dios, trasmitir todo lo que Él indicara estaba muy cerca de mí.
Aquél que acune, aquel que amamante, Aquél que protegí y enseñé, junto a su Padre José, era El Mesías que todos esperaban ¡Y torpes lo negaron! y aún hoy muchos lo esperan.
No han comprendido que trasmitió y trasmite Sus Enseñanzas, que en la pureza de su Ser, supo dar sin desmayos, la referencia para que todos sus hermanos sufrientes, supieran que hacer ante al dolor y reconocer, como dejarlo o transformarlo para siempre.
Mundo que se conmueve y Yo te pregunto hermano: ¿Si Aquél Mesías, si Sus Padres biológicos, uno de Ellos hoy te habla, estuvieran aquí en condición humana, podrías reconocerlos?
¿Podrías con las formas de hoy tal vez lastimarlos, podrías comprender su palabra Humanidad, o seguirías sufriendo e intentando desaparecerlos nuevamente?

Te pregunto: Imagínalos con otro cuerpo, con otro rostro, con otras palabras, ¿Serías capaz de creer? ¿Serías capaz de confiar? ¿Serías capaz de reconocerlos? tal vez no, ¿Y porque tal vez no hermano?
Porque la condición de este Mundo Humano, es tan fuerte para reprimir el pasado espiritual, que a veces hasta casi no se reconoce, ni en un malestar, ni en un bienestar, las presencias espirituales que te rodean.
Esta Institución ha abierto sus puertas, para que aquél que ingrese, aprenda primeramente que hay una existencia real, presencias espirituales, espíritus iguales a ti en la ligadura de un cuerpo, de una Mente.
Iguales a ti con influencias, con sugerencias y esta Institución ha abierto sus puertas, para que aquella Enseñanza, La Del Mesías anunciado, pueda reconocerse en cada uno, comprendiendo y aprendiendo, que cada uno es capaz de comunicarse espiritualmente.
Y aquí has de aprender siempre hermano,
a desarrollar esa Actividad mental
para reconocer esas presencias y,
que no te influyan las negativas y,
puedas proceder a accionar
de acuerdo a lo que el Bien te indica.
Reconocer esas vibraciones hermano,
primera lección.
Saber como te puedes relacionar con el Bien y eso, vino aprender Aquel que junto a Nosotros, intentamos elaborar una Enseñanza propia para este Mundo Humano y, para cada circunstancia, por eso nuestra palabra se escucha aún hoy.
Llegan a tomar esa condición humana actualmente, muchos de aquellos, con sus tendencias, con su idiosincrasia, con sus modos, que se traducen en el temperamento, vienen a aprender, vienen a saber como modificar y corregir y es, en el seno de una mujer en su útero, allí se alberga, allí se une y ese espíritu, va teniendo una responsabilidad mayor y, tiene que aprender a ser desde cero, desde un pequeño punto, con la indefensión, el cobijo de su madre.
¿Porque crees hermano que es atacada la familia?
¿Porque crees que grandes cantidades de espíritus, ponen sus intenciones en desarmonizar un hogar?
Se aferran a esas tendencias que traen, se aferran a las desorientaciones y provocan lo que estas viviendo en todos sus aspectos.
Y Nuestro Trabajo, el Trabajo de esta Humilde Servidora del Bien, que por supuesto no es en soledad, si pudieras ver con tus ojos biológicos, La Magnífica Obra que se desarrolla, para que cada espíritu pueda tener las mejores condiciones, para su aprendizaje y aquí en esta Institución se proyecta claramente hermano, en otros lugares se esboza, pero en esta Institución claramente se dice porque el espíritu, tiene que resolver su problema espiritual, porque esta en la familia el lugar donde como un matriz, se va formando y es en las primeras etapas, la infancia, la niñez, la adolescencia, donde se va formando con los límites necesarios, debiera ser así, con las responsabilidades necesarias, con las pautas marcadas, con el amor que lo dulcifique, debiera ser así, para que cuando surja su temperamento verdadero ya casi en la adultez,
Tenga el aprendizaje que le ayude, a no emitir aquellas vibraciones que trajo, pero no porque las comprima,
no porque las reprima, sino porque poco a poco,
las irá modificando en el lugar donde deben modificarse,
no en el cuerpo, no en la palabra,
no en el pensamiento, sino en el espíritu.
Que el cuerpo, la palabra y el pensamiento, siempre serán soporte para lograrlo, pero sino es con la formación de la familia hermano, se le hace muy costoso.
Ves y seguirás viendo,
las distintas formas de familia,
las distintas estructuras de hogar,
que no cuestionamos hermano.
¿Pero te has preguntado porque?
Se han establecido por decisiones,
parejas que no son las convencionales,
también lo sabes y en su cobijo,
muchos seres pueden estar evolucionando,
pero el Bien ha determinado,
en esos hogares,
con elecciones distintas de pareja,
dos hombres,
dos mujeres,
la particularidad de aquellos espíritus,
que lleguen a ese hogar,
pues esa particularidad los acompañará siempre,
que estén avalados por el amor.
Que siempre estén avalados por el amor.
No es igual la adolescencia, la juventud y la niñez, que hace poco tiempo atrás, poco valor se le da a la vida, poco valor en muchos de ellos, se le da al ser que viene al Mundo, no se lo contiene en algunos de ellos, para que el amor pueda ser el motor de su existencia y nace, tú conoces lo que te estoy diciendo hermano y nace y, muchas veces también se lo descarta, poco menos que a un papel y, cuestionas aquel ser que se despojo de su propia sangre, hay que ser hijo, hay que ser hija y también hay que saber ser madre.
Esas hermanas nuestras aun no saben ser madres, siguen siendo hijas reclamando aquel amor que les falto, no han podido tener el aprendizaje que le permite ser madres, siguen siendo hijas en un reclamo constante, por lo tanto ¿Como pueden abrazar una vida, si aún la están reclamando para sí?
No las juzgues, no te detengas en ese juzgamiento, se madre con tu sentir. Si no has tenido hijos mujer y añoras aquellos, acompáñame siendo madre de La Humanidad.
Acompáñame haciendo el Bien donde puedas, en todo lugar lo puedes hacer, brinda el amor que tienes dentro y, que esa condición que no se ha desarrollado, abrace aquél niño, joven, adulto o anciano, que se acerque a ti pidiéndote ayuda.
Hermano te he hablado tantas veces de mi sufrimiento, de mi dolor, de mi congoja, por aquella pérdida en aquél momento, de mi Amado Hijo Jesús, sentí su dolor, sentí sus clavos, sentí sus espinas y lo amé más que nunca y, lo sigo amando más que nunca, como los amo a cada uno hermanos.
No albergues el dolor de la Humanidad.
Alberga la posibilidad de resolverlo.
Y si he tenido congoja por aquella separación temporaria, siendo la Madre biológica de Jesús, la misma congoja he tenido cuando siendo Hija, me separé de mi madre, aquella que te comprendo hermano, esa misma congoja que tú tienes ante la pérdida y abrazarte, abrazarte junto a ellas, que pueden estar aquí presentes para acariciarte, para ponerte su mano en la frente como entonces.
Que ese sentir hermano esté presente hoy, para todos los que quieran escuchar, para todos los que quieran percibir, todos los que quieran sentir y saber.
DGE: Necesitamos porque el Mundo nos escucha, una reflexión, un mensaje, porque La Escuela tiene una posición, con respecto a las madres que mencionaste y, nuestra Redentora que así te reconocemos, confirmara de una manera presente como estás aquí, el dilema que tienen algunos humanos, con respecto al asesinato en el útero materno, llamado aborto, te escuchamos.
Continúa La Redentora:
Bien hermano, si pudieras hermano te vuelvo a decir, vislumbrar, ver lo espiritual, sabrías como no solo entra en una desesperación atroz, el espíritu que se ha unido a un cuerpo, para tener la oportunidad hermano, porque si consideras que el Mundo sufre, no quieras imaginar porque te aterrarías, saber lo que sufre el espíritu en esos Grupos espirituales, en esos Niveles de sufrimiento, de dolor, de atrocidad, no hay palabras humanas que lo puedan describir, la desesperación de ese ser cuando casi no puede impedir, que se corte bruscamente ese Vínculo Espiritual, hace trasladarse a todos sitios, como aquel que mareado quiere estar de pié y no puede, intenta gritar, intenta sacudir, los abraza, los envuelve y pide socorro hermano, mientras ese cuerpito si algo se ha formado, se contrae hasta los rincones más profundos de ese útero, queriendo evitar su muerte.
Inconscientes muchos seres que van con una frialdad, a despojarse de ese hijo de sus entrañas, aunque haya sido procreado por la promiscuidad.
¿Y sabes hermano? Esa madre aunque inconsciente, en algún momento de su vida, llamará aquél hijo que no pudo tener, porque despertará en su ser en algún momento, por su historia de ser mujer, ese sentir que cegó por inconsciencia y muchas veces obligada también, pero llamará a ese hijo de sus entrañas, aunque su hogar tenga varios de otros.
No hermano jamás se ha hablado de permitir el aborto y te diría, todo lo que está abrazando El Planeta Tierra en sus aspectos espirituales, también está haciendo que esté la inconsciencia en muchos hogares, en muchas mujeres y, que no tiene que ver con una condición económica hermano, desde aquellas más pobres, hasta aquellas que todo lo pueden comprar, ciegan la vida del hijo de sus entrañas y el Bien, que nada lo hace al azar ha determinado que en distintos sectores de La Humanidad, lleguen espíritus para poder cumplir con la condición humana y están a la espera, porque no hay úteros, porque se utiliza también el medicamento para cortar la vida, también es un aborto, cada mes que lo ingiere.
También es un aborto los distintos métodos, que van cortando la vida y no puede un espíritu determinado para hacerse presente con un cuerpo humano, en un lugar de este Mundo, trasladarse por desesperación a otro y lo hace. Y ves hermano los desequilibrios también de esa situación.
No hermano nunca te ha dicho esta Redentora, que Guía el Ordenamiento de La Procreación, que cortes la vida en este Mundo, de un espíritu que necesita el aprendizaje, que necesita recordar el amor para poder evolucionar. Hermano DGE ha quedado clara mi respuesta.
DGE: Que La Escuela con esta Clase que no diste breve, siempre se proyecta al Mundo, de que no debe aceptarse el aborto bajo ninguna circunstancia, comprendemos que es un asesinato, pero no lo decimos por demagogia y por dogmatismo, lo decimos porque conocemos el proceso que tiene todo espíritu, que viene a tomar esta condición humana y Dios, no va a castigar a ninguna mujer, se castiga sola.
Continúa La Redentora:
Dios nunca ha castigado siempre los espíritus, son los que castigan y sus propios castigadores y, debo aclararte que cuando sucede algo así, no imaginas hermano que me acompañan, debemos intentar ayudar a ese ser, que desorientado luego de haber cortado ese Vínculo Espiritual, casi se pierde nuevamente, entra en un convulsión que no comprende hermano y utilizo estas palabras, porque son las que más se acercan al suceso de ese espíritu.
Pido que La Humanidad lo conozca, pido que todos mis hermanos que tienen como responsabilidad, formarse para trasmitir lo hagan, no desconoces el aspecto espiritual hermano, pero no olvides que Esta Institución tiene distintas etapas que recorrer, no olvides que no debes descuidar ninguno de sus aspectos, que si aprendes tienes la responsabilidad de trasmitir, pero para poder aprender tienes antes que intentar, absorber ese Conocimiento para ti mismo.
Que si necesitas el equilibrio, tienes Practicas Espirituales para lograrlo, que es una realidad que cada sentir se trasmite, el sentir humano tiene los visos de la espiritualidad que llevas.
Si necesitas equilibrio hermano fórmate aquí y, consigue tu equilibrio en las pequeñas cosas cada día, para poder lograr tener la amplitud de pensamientos y de conceptos, para que no te falten las palabras cuando tengas que explicar.
Que no te absorba la incomprensión ante lo que se vive y que no prejuzgues, que el análisis de la realidad muchas veces te lleva a la crítica y, el Bien no te pide que critiques, te pide que aprendas y si no sabes aprender pide ayuda y, sino la encuentras en un hermano busca a otro, pero no te detengas, todos absolutamente todos son amados por los Espíritus del Bien, se equivoquen o no, tengan actos de crueldad o actos de bondad, todos son amados y todos, se intenta que sean orientados, pero hermano este Mundo te pertenece, has algo por pequeñito que sea para ayudarlo, libera hermano y le hablo a los que conocen esa Práctica, para que las sugerencias espirituales puedan ir menguando, porque lo que necesitan esos hermanos nuestros, es el amor que puedas prodigar.
Trabaja porque en cada acción pequeña o grande, estará el abrazo de esta Madre, esta Madre Espiritual como me llamas, esta Dulce Madre como me llamas, para ayudarte a lograrlo, estará mi vibración espiritual allí, no desfallezcas, ni te olvides mañana, no te olvides mañana, vuelve, recapacita, trabaja, cumple, principalmente aquél que fue designado por Jesús, bajo su propio consentimiento Director Espiritual, te acompañamos siempre.
Y que Nuestra Presencia seas capaz de percibir, aunque no sea expresada con una voz, como en estos momentos, llevamos en Nosotros la pureza del Creador.
Y ahora hermano que este abrazo seas capaz de aprenderlo cada día, que te dan los Espíritus del Bien, en cada trasmisión de Fluido Espiritual.
Que vaya tu sentimiento y vibración a aquellos seres, que siguen siendo hijos, pero que no pueden desprender de ese sentimiento, cuando tienen que ser madres o padres, que se pueda cumplir ese rol en los momentos en que se solicita.
Tienes tu rol también aquí hermano, como Discípulo de Jesús, cúmplelo.
Recurre a todo lo que te hemos ofrecido.
El agua tantas veces no la bebes, fluidada hermano, si forma parte de Esta Enseñanza ¿Por qué no lo haces?
Si supieras como reconforta a esas Fracciones Espirituales, que están en tu cuerpo cumpliendo una misión. Si supieras como dulcifica tus pensamientos y tú sentir, te lo estamos diciendo hermano para que lo sepas.
Cuida tu hogar aquel que elegiste formar, si lo tienes. Cuida tu hogar el que esta Institución te ha dado.
Y cuida tu hogar que junto a Mi podrás lograrlo, es toda La Humanidad y aquellos espíritus, que nos necesitan, también sin condición humana.
Los abrazo hermanos. Hasta siempre.

1 comentario: