Nuestras visitas

jueves, 17 de diciembre de 2009

EL ABRAZO

Es agradable.
Ahuyenta la soledad.
Aquieta los miedos.
Abre la puerta de los sentimientos.
Además, alivia las tensiones.
Y también,
Hace más felices los días felices.Hace soportable los días insoportables.

Aunque el abrazo es para todos, existen algunos escépticos a los
que les cuesta aceptarlo. Creen erróneamente, que el único propósito
del abrazo es cimentar una relación de intimidad física.
El abrazo físicamente íntimo también puede ser bello, pero corresponde
a otro nivel de necesidades. Este tipo de abrazos comunes,
son por añadidura.
Para evitar que los pequeños adopten ese punto de vista
estrecho, abrácelos con frecuencia: de un modo afectuoso,
tierno, juguetón o como apoyo. Que vean a
los padres y a otros adultos abrazarse de ese
modo. De lo contrario, al crecer acabarán convencidos
de que los abrazos son para los
amantes y que, para ser abrazados (y
abrazable) uno debe sentirse físicamente atraído
por el otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario