Nuestras visitas

viernes, 1 de enero de 2010

A.F.A.E

ACTO FE Y AYUDA ESPIRITUAL
DESIGNACIÓN NUEVO GUÍA ESPIRITUAL

ESCUELA 174 - MAR DEL PLATA
Mensajes de:
JESÚS DE NAZARETH Y LOS GUIAS ESPIRITUALES
Domingo 23 DE MARZO DE 2008 – 10,30 hs.
INICIO
INICIO DEL ACTO DE FE, DIRECCION GENERAL ESPIRITUAL:

Nuestra Enseñanza Espiritual nunca va a ser una religión sectaria,
cerrada, hermética. Es para la humanidad, es para distintas religiones, porque no
tenemos una idea religiosa, terminante, ritual, tenemos actividades prácticas, pero
todas están asentadas en la tareas mental, es la que tienen todos… quién no tiene
intuiciones, pálpitos?...
Se están sucediendo hechos en todo el mundo, en el siglo XXI el mundo
cambió enormemente. Se desató una violencia enorme, una juventud, cuando digo
juventud espíritus que encarnan, cada siglo suceden esos cambios. Espíritus que
vienen con mucha experiencia y sin nada. Dentro de los con mucha experiencia,
están los que no vienen del error, sino que vienen a ayudar, sino que ellos también
buscan su evolución espiritual. Encarnan espíritus que NO vienen del error. Y ya
se notan en jóvenes, porque son puntales, dentro del campo de acción en todos los
órdenes materiales. Se nota su actividad mental, con que ligereza, que nosotros no
podemos superar, no vamos a poder superar, no estamos en condiciones de
hacerlo, y se nota también, los que con mucha experiencia vienen del error,
peligrosísimos. Uds. vieron la cantidad de dictaduras que hay, de avasallamientos
a la libertad.
Todos quieren llegar al poder. Son dos posiciones distintas… Se va a notar en
todos los campos de acción… en las propias religiones van empezar estos seres.
Van a modificar… los van a cambiar… no van a tener tanto dominio como en
siglos pasados, y en el nuestro. Un dominio, que no permite que Ud. opine.
Después están aquellos espíritus sin ninguna experiencia, que vienen del error, y
¿qué sucede? Son como carne de cañón, decimos, van al frente, no aprecian la
vida, no aprecian lo que es una familia… todo lo que se proyecta como
propaganda para consumir, todo tiene asidero en ellos. El niño, desde pequeño, ya
todos quieren cosas, exigen cosas y no se conforman, no valorizan lo que es la
familia… Hay diferentes estados psicológicos, porque hay diferentes estados
espirituales… la sociedad los está excluyendo, los grandes sociólogos, los grandes
religiosos, los grandes pensadores, políticos, periodistas… ahora los llaman tribus.
Cómo tribus a jóvenes que quieren divertirse… Ellos buscan… pero no tienen
quien los oriente. Parece que molestan, si Ud. los ve, como parias ambulando en la
calle, seres que son ni de la noche ni del día, pero la rebeldía, la forma de vestirse,
son espíritus, Hnos., que necesitarían un poco de comprensión, no discriminación.
Pero también hay quienes se autoexcluyen, ellos mismos, no comparten con la
sociedad, no comparten tampoco la convivencia en su propio hogar. Porque lo
primero que hacen es atacar, desprestigiar, desmerecer, la tarea del padre y de la
madre. Ya cuando eso sucede en cualquier espíritu, se terminó. Porque cuando se
aniquila a la familia, que es la base nuestra, para socorrerlos… siempre se la
reconoce cuando la perdemos, cuando no la tenemos más…
Hoy aquí, el cambio que se realiza de misión del espíritu Guía de esta Escuela, es
para cumplir otra misión importante por la tarea que él tuvo como humano… aquí
hay un hecho comprometido, un hecho real, la necesidad en el país más poderoso
del mundo material, donde este espíritu tiene mucha experiencia, como otros
tantos, que van a estar tratando de apaciguar…………será una labor distinta a un
espíritu que está teniendo la misión de Guía de la Escuela.
Muchos jóvenes presentes en este acto espiritual

(Se indica luego la incorporación, realizándose la descripción espiritual,
reconociéndose la presencia del espíritu que en su única encarnación llamamos
JESÚS DE NAZARETH).
JESÚS DE NAZARETH: Como bien se ha dicho ya, traen a mi recuerdos, y estos
dan exactitud a lo organizado en otros momentos. Vienen a mi, situaciones en las
que debía hablar, para que me comprendiera una humanidad, para saber con que
exactitud debía advertir las diferentes situaciones que debía comprender, cada uno
de esos seres. pero cuando terminaba esa labor, lo mío era un trabajo con aquellos
discípulos que continuaban a mi lado, que muchas veces intentaban no retirarse,
quedarse, pretendían vivir continuamente a mi lado como a mi me pasaba lo
mismo. Entonces, nuestras charlas, nuestras conversaciones, muy prolongadas a
veces, igual las otras, nos daban un resultado distinto. Era una reunión de amigos,
era una reunión muy familiar. Sabíamos todos, lo que se pretendía; cuales eran
aquellas cosas que queríamos llevar para un mejoramiento de una humanidad
sufriente. Y ahora, traslado ese tiempo, a este momento. Esto es igual, mi amigo y
discípulo, mi hermano espiritual, mi amado espíritu, que está siempre a mi lado, el
que muchas veces “clama, me llama, pretende que el maestro haga cosas
imposibles, y que ojalá pudiera hacerlo muchas veces”. Pero entiende que está en ti
todo, absolutamente todo. desde la comprensión de los hechos por qué son llevados
a cabo, hasta la situación misma, de lo que cada uno de ellos puede estar en si
hacerlo. Por eso, es una reunión como mi familia, donde hay discípulos, a los que
amo intensamente, y que espero comprenderán en exactitud, cual es la labor que el
bien realiza. Algo te he mencionado. He dejado clarificado que el bien es un
orden, perfecto, armonioso, y no hay más para unos, y menos para otros. La
ecuanimidad es absoluta. El espíritu vibra. Su vibración demuestra su estado,
como así también su individualidad de Creación. Lo que él es capaz de llevar a
cabo. Nadie dentro del Bien puede obligar a otro a realizar determinados hechos.
Pero en su orden, el Bien sabe cuanto puede cada uno, en cada lugar que ocupa. Por
lo tanto, los espíritus realizan tareas, las cuales los enaltecen a cada instante, y les
dan una razón del por qué ocupan esa determinada labor. Y muchas veces, hay
espíritus, que sus vibraciones han pertenecido a determinados lugares, donde ha
quedado muy claro, el potencial espiritual que demostraron. fue la base
fundamental del por qué realizaban su encarnación allí. nadie los obligó a hacerlo.
Cada uno tomó el absoluto y pleno estado de libertad para decidir. Por lo tanto,
cuando el Bien considera, y el espíritu así lo acepta, y sabe que tras eso lleva
explícito muchísimas, pero muchísimas responsabilidades, ahí es donde comienza
la labor y diferencia su estado, de aquel que había manifestado en un principio. Ni
un solo espíritu quedará sin regresar a la fuente de Creación. Y cada uno lo hará en
la forma que actúe, no lo que el bien le obligue! Esto se debe entender; cada uno de
los espíritus, realizamos las labores que nos son afines. El Maestro, tu Maestro,
necesitó realizar la labor que realizaba. Es una labor más. Deja de pensar
humanamente. Ten en cuenta, bajo ese estado espiritual, que esta Enseñanza te
prodiga. No pienses más en tu Maestro como el que ha sufrido! Tenme en cuenta
como el espíritu que decidió y quiso estar a tu lado, brindarte y darte! Lo sigue
necesitando, dar por el solo hecho de dar, sentir que eres feliz por lo que te
brindo, es mi felicidad. Y cada espíritu que integra el Bien, también siente lo
mismo. Cada cambio, como tu lo llamas, o cada adecuación, que sería más
correcto, que el Bien produce, es solamente a título de la necesidad de redimir a los
espíritus, mi Hno.!!!! No hay otra razón. El dolor circunda a este planeta
convulsionado durante miles y miles de años humanos, y cumple una función en el
derrotero de todo el universo, perfectamente elaborado, para que los espíritus
cumplan en él; los que necesitan. Y aquellos que dentro del Bien, sin materia, en
ese espacio espiritual, se acercan para las distintas labores o situaciones, que
puedan producirse, en estas materias, es porque la necesidad también, para ellos, es
de solo misión continua dentro del Bien, hasta purificarse, hasta lograr la absoluta
Luz de Creación.
Mira todo, bajo un solo aspecto, el espiritual. Aquí no vienes a producir algo
material. Las filas de estas Escuelas, son para una tarea espiritual comenzar a
vibrar en el amor, porque cuando las materias desaparezcan, solamente queda esa
esencia espiritual que eres tú mismo, hermano, y a eso debes ceñirte, nada más.
El respeto hacia el orden establecido por nuestro Creador; la continuidad de lo que
todo se elabora, a través de los distintos estratos del Bien, deben ser para ti, el único
norte de trabajo, tras todo ese cúmulo, que puede ser desde pequeño hasta inmenso,
en su término, está la luz de la comprensión. Y eso es lo que debes entender.
Hno. Director, puedes hacer pasar a los Hnos. que incorporarán los espíritus.
D.G.E.: (Haciendo subir a dos hnos. que se ubican uno a cada lado de quien
incorporó al Maestro. Luego de la incorporación, se los describe, reconociéndose la
presencia, en primer término, del guía espiritual de la Escuela No. 174, Hno. John
Fitzgerald Kennedy y luego, la de la Hna. Judith de Jericó, hermana biológica de
María de Jericó y tía de Jesús de Nazareth, quien será la Guía espiritual de esa
Escuela).
JESÚS DE NAZARETH: Esto necesito, la alegría de Uds. (por la risa que se
escuchó ante un fugaz comentario del Hno. D.G.E. en el sentido de qué Guía va a
tener la Escuela!!!, al finalizar la descripción); Seguridad de
que no sea una normativa de que un espíritu incorpore, y que crean que es
intocable. Aquí estamos, somos igual que Uds., mira si no, escucha, a quien hasta
ahora ha estado a tu lado, guiándote en esta Escuela, escúchalo. Te cedemos la
palabra, Hno.
JOHN F. KENNEDY: De forma continua y constante, cada uno de nosotros
desarrolla dos etapas: una fundacional, en la que sienta las bases de algo, y otra de
transición, hacia algo que quiere lograr. Cuando tomas la decisión de encarnar,
siendo espíritu, has sentado las bases de lo que va a ser tu existencia, en un lapso
más o menos prolongado. Pero estás en transición, para encarnar, para prepararte,
para convivir en esta humanidad. Una vez que has encarnado, empiezas a buscar,
desde esa base de la encarnación, información, contenido, liberaciones espirituales,
para que a través de ellas, puedas entrar en la transición hacia una etapa superior,
para aquilatar el conocimiento. Y cuando menos te das cuenta, estás sentando las
bases de tu juventud, a través de un campo difícil, movedizo, para nada
estructurado, y estás en transición a una etapa de mayor serenidad espiritual.
Cuando crees que esta ha llegado, simplemente estás sentando las bases de un
razonamiento que te permitirá comprender cuánto debes valorar la existencia de
todo lo que te ha acompañado a lo largo de tu existencia. La vida, del espíritu
encarnado, es nada más, ni nada menos, QUE LA BASE FUNDAMENTAL
DE LA EXISTENCIA QUE TENDRÁ ESPIRITUALMENTE, a su
desencarnación. Allí aquilatarás la vibración espiritual que supiste conseguir, y
así, tendrás una enorme alegría de verte junto a aquellos que te acompañaron en
todo instante. Pero sigues en una etapa de transición. Estamos en camino para
llegar a DIOS. Y la encarnación, no es nada más ni nada menos, que una etapa
fundacional en la transición hacia DIOS. Es más, mi hermano, cada una de las
actividades que te sean instruidas en cualquier orden, son simplemente la base, para
adquirir mayor vibración espiritual. No debes temerle a la transición. Esta es
simplemente una etapa, desde una punta hacia otra. Y así hemos entendido el
cumplimiento de nuestra misión. Mi actividad dentro de estas Aulas Espirituales,
me sentó las bases para poder partir y accionar en otra actividad. La acepto como
tal, porque se, que aunque los momentos no sean los mejores, me van a servir a mi,
y a quienes puedan escuchar y percibir, para permitirle al Bien la llegada de las
decisiones, tan importantes, tan firmes, que serán necesarias; no importa cuales
sean ellas, lo importante es la preparación que te has dado para llegar al
cumplimiento de tu misión. No dejo de agradecer toda la colaboración recibida.
Me llevo lo mejor de ti, y el aprendizaje de toda una existencia espiritual. Hasta
siempre.
JESÚS DE NAZARETH: Escucharás ahora, a quien el Bien, ha contemplado
como necesidad para tu continuidad, para que este proceso no se detenga. Será
quien te acompañará en cada instante de tu labor espiritual. Escucha a tu Hno. aquí
presente.

MOMENTO EN QUE SE ESTA COLOCANDO EL CUADRO DE LA GUIA
ESPIRITUAL DESIGNADA: JUDITH DE JERICO

JUDITH DE JERICÓ: Gracias, Maestro. Todos los espíritus, que pasamos por la
etapa de la encarnación, salvo los Redentores, dejamos una huella en la inteligencia
de los espíritus, por la evidencia, lo que habíamos acumulado en nuestra existencia
como seres humanos, y tratamos, en distintas formas de aplicación de acercar esas
vibraciones positivas, a cada espíritu, que en forma similar, quisiera encauzar su
destino. Siempre, sentí un agradecimiento tal al ordenamiento de DIOS, que pusiera
en el camino de esa encarnación memorable del Maestro, a espíritus, que como yo,
teníamos la intensidad de vivir en estado de plenitud, que sí teníamos en parte del
espacio, pero que necesitábamos consolidar en forma definitiva, a nivel humano, a
nivel de acercamiento, a nivel de preparación espiritual, para ser en el futuro,
colaboradores, nada más que colaboradores, de nuestros Hnos. que continuaban
pasando por esa etapa que se llama encarnación. No pueden imaginar, Hnos., la
dicha inmensa que fue vivir y convivir con el Maestro. Trato de acercarles esa
experiencia, a través de situaciones futuras que vamos a compartir. Trato de
acercarles en este instante. Fíjense el equilibrio que pone el Bien, cuando hace una
determinación, que siempre va a ser evolutiva.
Viene hacia Uds., quien quiera, y sentirán más de uno, la ausencia de aquel, que
hasta este momento, fue como una madre protectora, como madre espiritual, que
contuviera los dolores que traían, y que apaciguara rencores que podrían suscitarse.
Te dio toda la vitalidad de esa energía espiritual positiva que traía, para hacerlos
fuertes. Y hoy, son seres humanos, mucho más que Uds. creen, porque el ser
humano no es solamente un espíritu encarnado, sino un espíritu encarnado que
aprende a vibrar en armonía. Espíritus encarnados que se humanizan, tratando de
crear una humanidad mejor. No van a decaer porque pierdan la energía, porque les
prometo, Hnos., al aceptar esta designación del Maestro, que tendrán en mi, el
Amor sin fronteras, la sinceridad compartida, el afecto sincero de lo que es ser
hermanos, no solamente un término, sino una acción definida; tendrán el consuelo
para los que sienten una partida; tendrán la ternura de la madre que espera, sin
salida; tendrán el afecto de los que ya pintan canas, y se sienten solos, creyéndose
que viven una situación desvalida; tendrán lo que el Bien pone incluso, desde que la
institución está aquí, el apoyo de espíritus, que no perdemos la fe, y que hacemos
de la fe un estandarte para proseguir en esta Redención, sin medidas, porque las
medidas las ponen los hombres, y en la faz espiritual, no hay tal .
Siempre estaré con Uds. Hnos., y mientras el Bien así lo designe, diciéndoles que si
alguna vez, nuevamente, tengo que dejar el lugar, que siempre, el que prosiga, sea
bienvenido, como siento a través de los sentimientos que Uds. en este momento me
envían, que seremos un haz común, Maestro, que no claudicaremos, sino que
seguiremos firmes en el transcurso de esta tarea espiritual convenida. Hasta todos
los momentos, Hermanos.-
JESÚS DE NAZARETH: Estas dos energías, son prolongación de la Luz
Creadora. Instituyen, cada uno, la labor que uno se propone ahora, y el otro
también, pero en otra situación, diferenciada a esta aquí en estas aulas de tareas,
pero mancomunada por un lugar, que los hombres hablan de preponderancia, de lo
que está pasando un momento de gran estado espiritual muy fuera de lo normal,
Hno., en lo que peligran muchos espíritus que están transitando en esta
encarnación. Mira que labor que se ha propuesto. Mientras tanto, esta otra
continuidad, debe seguir apoyando la labor realizada, estupenda hasta estos
momentos. Este es el orden que el Maestro te mencionaba del Bien, del que no se
debe dudar; puedes dudar, pero no debes, si tomas esta Enseñanza para llevarla
adelante, por lo que sabes que hay tras ese horizonte de Luz que ella propone.
Siempre te diré que amar y promulgar hacia el otro el máximo y todo lo que
debe surgir de ti. No hay otra respuesta para una humanidad en convulsión. Fíjate,
hay algo más: sabes que los espíritus trabajamos en determinado lugar; accionamos
por las causas de la Redención espiritual y esta situación que se ha dado, es tan
comprometida, que los espíritus, hemos hecho, muchos, me incluyo porque estoy
frente a muchos otros, el acercamiento mayor hacia este planeta, porque lo
establecido no puede ni debe desequilibrarse!!!, y muchos espíritus estamos
produciendo, de aquí en más, un acercamiento diferente hacia la vida humana. Pero
para eso, necesitamos también que no claudiques; necesitamos que trabajes
intensamente; ha llegado el momento de que comprendas, cuál es el nivel del Amor
espiritual aquí dentro. Deja de mirar tus máquinas de medición del tiempo, porque
si lo sigues haciendo, no tendrás respiro en tu mañana, sufrirás mucho. No
desequilibres con tus ausencias, lo que el bien formaliza para las tareas
espirituales que en estas aulas se programan. y que cuando te retires de ellas,
seas un prolongador más de la Enseñanza Espiritual, en cada uno de tus momentos
hacia aquellos que muchas veces fustigas por su acción, a los que pones como
justiciero que crees, que lo haces dentro del Bien, donde no corresponde ubicarlos,
porque todos, sin excepción, los espíritus tienen el derecho a depurar sus
imperfecciones. Y si has comprendido la Enseñanza, no puedes, mientras estás
aquí, mencionarla a manos llenas y cuando te retiras, olvidas la armonía que
ella posee, y que no tiene términos medios.
El Bien es uno solo. No le busques resquicios para ponerte por tus tangentes,
buscando simplemente que esas imperfecciones que muchas veces surgen, tengan
en ti una razón por la cual las produces. No hay razón para ello, si has aceptado lo
que claramente se te invita aquí.
Amar, no se puede amar de dos maneras. Se ama de una sola: amando. Se
comprende, cuando se ama. Y se fustiga al humano, cuando no lo estás amando
profundamente.
Es muy seria la situación que te rodea; para que esta tenga un paliativo total y
absoluto, tu labor dará el apoyo al Bien, y a todos, como te dije, los espíritus que
nos vamos a acercar en forma mucho más profunda, para que no se pierda el
equilibrio establecido, porque no debe suceder!!! Y tú, serás, ante mí, el
responsable, de cumplir con esto. Crees hermano mío, que eres capaz de llevar
adelante lo que tu Maestro humildemente te pide: labor, trabajo, amor hacia los
demás. ¿Eres capaz de hacerlo?
- Sí Hno, o Sí Maestro. (Fue la respuesta de muchos Hnos.)
MOMENTO EN QUE EL MAESTRO Y LOS GUIAS IMPARTIAN EL FLUIDO
ESPIRITUAL CON PARTICULAS PURIFICADAS…… PROFUNDA EMOCION…….
JESÚS DE
NAZARETH:
El Bien no
necesita
promesas de ti,
pero tú te
comprometes
contigo mismo,
porque ya
sabrás, a través
de tus tiempos, cuán necesario era esta pregunta del Maestro.
Ahora, como final, o como principio, o como quieras llamarlo, te brindaremos este
fluido espiritual, en conjunto, a todos los aquí presentes, llegará hacia ti como el
bálsamo purificador de cada una de tus heridas espirituales.
Junto a mis hnos., comenzaremos a hacerlo.
(Comienzan a impartir F.E. con P.P.)
Entiende por qué vibras, por qué existes. Si buscas la respuesta, aquí está. Esto
que recibes es la irrigación espiritual que nuestro Creador, da a sus hijos, a todos
por igual.
(Y con silencio muy prolongado, continúan impartiendo Fluido)
Únete a nosotros, no te detengas. (Otro momento de prolongado silencio).
Vamos a suspender.
Mi Amor debe ser el tuyo. Y el tuyo con el mío, el de toda la humanidad. Que
ese “aroma” nos cubra a los espíritus. Es la “flor” inmensa de nuestro Creador.
Hasta siempre.
D.G.E.:……………… Todo está dicho. Es muy importante, Hno. que recuerde que
el Maestro, tanto ayer como hoy, mencionó mucho, insistió, de que vibremos en
Amor…………… ES LA CONDUCTA, EL ACCIONAR QUE Ud. PROYECTE
DE LOS ATRIBUTOS. Cuando Ud. vibra en Amor hacia cosas, hacia Ud. mismo,
hacia las cosas que lo rodean, se transmite un sentimiento tan armonioso, que los
hermanos lo perciben. Yo, no puedo sentir amor hacia quien no conozco, pero
siento respeto como ser humano. Eso me permite que yo descubra el atributo
AMOR…… El sentimiento bueno, o buena intención, ESTOY PROYECTANDO EL
ATRIBUTO AMOR, y me hace bien…… En la Escuela, yo tengo que proyectar,
primero, respeto por todos mis hermanos, como Director, mayor responsabilidad,
yo tengo que sentir respeto. El Maestro habló de AMISTAD, de HERMANDAD,
que son necesarias… Como Director, no tenga amigos en la Escuela, ni familia.
EN LA ESCUELA TENGA HERMANOS…
Ud. está comprometido, como está comprometido el Guía Espiritual de la
Escuela…
Tomemos responsabilidad los Directores para que esté abierta la “sala de
primeros auxilios espirituales” en la Escuela…
Al finalizar este Acto Espiritual, el D.G.E. tuvo una reunión con todos los jóvenes,
y los “jóvenes de espíritu”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario