Nuestras visitas

viernes, 1 de enero de 2010

ACTO ESPIRITUAL REINAUGURACIÓN ESCUELA 292

Mensaje de Jesús de Nazareth:
Siempre, desde la primera vez que me incorporé en esta humanidad, fue Blanca la que supo con su estado mental de incorporación, proveerme de todo lo que decía, ese sentir mío como espíritu, de esas necesidades de haber conocido un mundo humano y percibir esas vibraciones que a diario en derredor estaban ocurriendo en él. Pasaron guerras, situaciones muy difíciles, no obstante esos dos espíritus que no tenían necesidad de una reencarnación, porque ya estaban prácticamente en el Bien, Blanca y Eugenio se unen para producir humanidad en tí, un conocimiento que más que religioso en sí, como lo habían conocido todos sus habitantes, era una forma de vivir, de sentir…

Ya tu Director actual te lo ha explicado y te lo vuelvo a recordar para que entiendas, sin asustarte con premoniciones que no deben existir, por que todos los espíritus que estamos en el espacio espiritual sabemos que es lo que se está produciendo en esta humanidad y hace tan difícil la reparación de sus integrantes, de su vida humana, de su parte biológica. Ya te lo ha explicado mí querido Hno. Director General, por eso le expresé que estaba haciendo muy bien las cosas y que si no las hicieras bien sería el primero, Jesús de Nazareth, en decirte: Hno., tendrás que corregir ésto. ¿No es así, Hno.?
Hno. Boeri: Lo has hecho muchas veces, Maestro, mis Hnos. no lo sabrán pero vos....
Jesús... pero hay que decirlo hoy porque es necesario, tú anticipaste algo de lo que venía a decir.
Hno. Boeri: porque sos nuestro Maestro y nosotros tus alumnos.
Jesús: Tu recuerdas en ese tiempo no tan lejano, olvida ya esta cruz que ni la siento pesada corno la sentí el día de mi desencarnación.
Vive este momento, yo sé que no te van a dejar sacarla por ahora, será otro Director Espiritual que lo hará, tal vez… aunque te creo lo suficientemente, por decir un término humano, valiente para hacerlo, pero mientras a los discípulos no les haga daño, a Jesús, a éste que te está hablando a través de un Hno. que incorpora, no le produce ningún sufrimiento ni dolor. Sí, quisiera que fuera lo que dice esa bella canción: que ilumine a esta humanidad.

Voy a estar contigo cuando presentes el libro y después, como hacemos siempre a solas. Pero te anticipo, el momento es muy difícil espiritualmente, porque los seres que están encarnados o reencarnados no tienen la coraza espiritual que debe tener aquel que dice: Sí, cuando los espíritus encargados de decirle espiritualmente por medio de vibraciones espirituales, si desea reencarnar, para que sea más rápida su total reparación.

Tendrás que hacer, como lo estás programando, pero en esa práctica espiritual vamos a estar más espíritus, pero no dialogando solamente… No quiero una práctica de diálogos extensos y tú lo sabes muy bien, pero si a María y a José a mi lado y a todos los espíritus que se unieron a la Fe, a la Esperanza, a la Caridad....

Discípulo, una vez tuve que incorporarme en este lugar por que no creías en alguien que en una vida humana fue un Hno. material, y no es que lo quiera defender, pero su extrema bondad y bonomía le hizo casi equivocarse

Eres un ser muy estudioso, Hno. que vives en estos lares, pero también que ese estudio te sirva para razonar y analizar la realidad de la vida humana, no ya tomando solo lo científico o solo lo religioso, sino totalizando y uniendo ambas cosas para poder encontrar… pero para ésto se va a necesitar una serie de liberaciones espirituales, de sol a sol, hermano, de sol a sol como dices tú materialmente, porque de lo contrario no solamente esta parte, este plano humano en el cual estás conviviendo, puede pasar grandes sufrimientos, sino muchas otras cosas se derrumbarán.

Me dices: “Maestro, eres tú quién dirige la enseñanza pues debemos defenderla”, ya sé que hay quienes se han ido, no son casualidades porque el Bien no es casualidad, es causalidad de que esos seres que tal vez estén escuchando en estos instantes, también ellos deben trabajar, pero de una forma en que sus conocimientos más científicos, lleguen del primero al último habitante de este mundo humano. Eso es lo más importante, Hno. Director General y luego haremos los cambios que tu razonamiento humano y mi análisis espiritual, a solas vamos a concebir…

La felicidad de mis Hnos. que están aquí, que han trabajado en un trabajo humano fecundo, porque no hay belleza más grande que el hermosear el lugar donde se vive, se respira, se come, se ama, encontrar el amor en el atributo y utilizarlo en una forma continua.

Tu Hno. Jesús, para que lo sepas y muchos lo saben, muy poco antes de mi crucifixión amé y mis padres tuvieron que unirme a un ser como fue Magdalena, porque fui un hombre, no es que no te entienda, no es que no los entendamos los espíritus, los entendemos, pero utilizamos como primera parte nuestro atributo Amor; y a veces, Humanidad, te tocas el corazón que es un órgano más, tendrías que ponerte la mano donde te incorporas, donde viven, palpitan lo mejor que nos pudo legar Dios al crearnos, que son los atributos.

Antes de volver a hablarles quiero que este Guía que tengo aquí al lado, que hizo muchas de cosas hermosas como ustedes. Yo sé y él sabe que estaban muy cansados, que se privaron hasta de cosas materiales para poder terminar, no un palacio lujoso pero que si, cuando esté lleno de Hnos. y de amor y se trabaje para que la humanidad no se detenga, va ha ser el palacio del amor, con estas paredes entre las cuales ahora, en estos instantes, están respirando.

Hna. Guía te cedo la palabra para que expreses todo lo que sientes a tus Hnos., que estarán día a día contigo.
Guía Espiritual Hna. Florentina Aurora López de Lema:
Gracias, amado Hno. y a todos mis Hnos. que como a diario llegan, abren las puertas de este edificio material y a través de tu predisposición pones en funcionamiento y en práctica esta maravillosa enseñanza que este Ser nos ha traído. Ladrillo tras ladrillo, lágrimas tras lágrimas, esfuerzos tras esfuerzos, pero éste es él fruto de tu trabajo.
Qué oportunidad tienen hoy todos aquellos discípulos de Jesús, la establecieron en la comunidad como una institución y junto a Él, junto a Jesús de Nazareth, presencia que nos conmueve, que nos estimula pero que a su vez nos tiene que renovar las energías para recibir a esa carita triste, a ese Hno. que quizás no puede ni caminar pero que llega buscándote, buscándonos, que llega tan sólo para que lo escuches, para que lo abraces y para que paulatinamente ese estado espiritual pueda revertirse y pueda el mismo ser partícipe y protagonista de su existencia, de esta enseñanza espiritual que nos da la respuesta a tantos interrogantes simples o complejos pero en respuestas individuales porque cada uno tiene necesidades individuales.

Conmovida de estar junto a ti en este salón en el que diariamente te brindas con tanto amor. Debemos recomenzar una tarea, que depende de ustedes hacerla con fe, con energías y con la comprobación necesaria que has tenido para transmitir esos conocimientos espirituales, para que todo aquel que llega pueda escuchar y asimilar paulatinamente que él también es un espíritu, con la energía capaz de amar, de amarse y de brindarse al que más lo necesita…
Te abrazo espiritualmente como siempre, debemos seguir trabajando y te dejo nuevamente con este Ser al cual acompañamos diariamente…
Hasta siempre.
Jesús:
Cuántas cosas posees y no las sabes utilizar en la totalidad. No es esta cruz la que te va a ayudar; no es Hno. Director, Hno. discípulo que estás al frente de una práctica, no es transitar este lugar y hablar nada más que de mi, de María, de José, de Dios, es el todo y si no te entendieron, enséñales primero, o sí no lo quieres hacer primero, luego explícale el por qué ésto, ésto y ésto.

No mires cuadros, no mires la cruz, mira el dolor y las lágrimas de tus Hnos. Cuando la congoja llene sus almas, sus espíritus mejor dicho, que ya nos estamos diferenciando bastante de las religiones pero no porque no sean nuestros Hnos., sino porque es más entendible el término, es muy simple... Pero, ¿cómo puedes enseñarles lo que tú todavía no sabes? Les dices: con mucho amor y el amor es uno solo, no hay mucho amor ni poco amor, o lo emanas o no, o estás elevado o no.

Deseo que entiendan Hnos. Directores: tienen un Director Espiritual que se juega por todo como me hice yo. No me importó; yo sé que no te van a crucificar, Hno. Director, por lo menos en una cruz de madera, pero a veces te crucifican cuando se oponen a algo que hemos tratado nosotros espiritualmente. ¿Me perdonas que diga las verdades que siento dentro de mi como espíritu? Es que vengo a darte las energías, ésas que necesitas y que necesitan todos los Hnos., que necesita ésta, mi amada humanidad. Daría mil veces la vida otra vez porque se amaran, se entendieran y no se discriminaran. ¡Basta de tanto dolor y venganzas, esos desasosiegos, esas angustias!, ¡basta de división, pueblos de! mundo! Esta humanidad está para que cada uno en el lugar que ocupa, Ame, forme su hogar y pueda, (no reparar porque no es reparación pasar enfermedades), pero que pueda reparar con el amor que brinda a alguien.
¿Que están esperando, Hnos.?, ¿que están esperando?

Hna. Guía, vamos a transmitirles el Fluido Espiritual que llega de Dios, su Luz no es como la del Hno que te está hablando, es como si se te abriera el cielo después de una gran tormenta, estos Fluidos Espirituales penetran en lo más hondo de los espíritus como ahora y sientes que puedes hacer cualquier cosa, puedes, tener un lugarcito en un banco y un Hno. que te va a ayudar y a entender y a escuchar.

¡Creador amado!, fuente generadora de Luz, ayuda a esta humanidad, a la que se le está haciendo tan difícil lo más simple, ¡que es amar!

Inmensa cantidad de Hnos. espíritus, Esperanza, Virtud, Piedad, ayúdenlos junto a lo que Dios envía, pero que cambie, que no sea un instante guardado… Es tanto el amor que le tenemos a esta humanidad que en este instante, Creador Eterno, quisiera tener mi materia y abrazar a uno por uno, quisiera secar las lágrimas de aquellos que se sienten conmovidos y que aceptan esta Idea.

Recuerda cuando sufras, que aquí me tienes a mí en cualquier momento, a María, a José y a todos esos espíritus que pasaron en derredor tuyo que fueron tus padres, y sí eres ya mayor, ese hijo que perdiste cuando era pequeño y tantos espíritus del Bien que en estos instantes te están brindando el Amor.
Suspendemos Hermana. Energía que me acompañas, mi abrazo espiritual ha sido inmenso, a nadie en particular y es como si a esta humanidad la tuviera muy dentro y la amo inmensamente, como para que se destruya como se está destruyendo. Hasta siempre

No hay comentarios:

Publicar un comentario