Nuestras visitas

domingo, 8 de enero de 2012

Preguntas Y Respuestas

Dirección General Espiritual
Secretaría de Conocimientos Espirituales
1. ¿Cómo afecta al ser espiritual el hecho de no poder unirse
a un embrión cuando éste es utilizado para extraerle las
células madre?
Las células madre también llamadas stem cells, son indiferenciadas
con carácter general hasta los primeros días del
desarrollo embrionario, luego de la unión de un gameto
masculino y otro femenino durante la fecundación. Entonces,
cada una de esas células madre puede dar origen a un
organismo completo. Sin embargo, pasada esa etapa inicial
del desarrollo embrionario, comienza la especialización de
las células. Cabe señalar que las células madre, que se encuentran
en los siguientes estados embrionarios después
de la diferenciación, ya no pueden originar un organismo
completo, sino células que corresponden a un mismo tejido
con características específicas, es decir, algunas darán células
hepáticas, otras a neuronas, etc.
Además, las células madre se pueden encontrar tanto en
los embriones como en los tejidos adultos, pero todas ellas
comparten características comunes y es de destacar el hecho
de que son indiferenciadas y que bajo condiciones experimentales
determinadas, pueden ser dirigidas para que se
conviertan en células que cumplan funciones especiales.
Por este motivo, las células madre que se extraen del cordón
umbilical, sólo pueden producir células hematopoyéticas
es decir, las que se encuentran en el tejido sanguíneo como
glóbulos blancos, rojos, plaquetas, etc., porque, en este estadio,
únicamente pueden originar las ya citadas.
Suele suceder que en el momento del parto se extraigan del
cordón umbilical estas células para ser preservadas mediante
crioterapia utilizando nitrógeno líquido a
– 70 grados Celsius para su conservación. Este material genético
se puede mantener durante diez años y ser utilizadas
en casos necesarios.
En referencia a los embriones congelados debemos tener
en cuenta que no en todos los países existe legislación al
respecto que permita la utilización de las células madre extraídas
de ellos.
Cuando una pareja utiliza los procedimientos de la fertilización
asistida, la misma se produce en el laboratorio y luego
el material genético es implantado en el endometrio materno.
Las células madre también se pueden utilizar con fines
reparadores, por ejemplo en la piel cuando se ha dañado
por un accidente (traumatismos, quemaduras, mordeduras
de animales etc.).
En el orden espiritual, es menester que aclaremos que, luego
de haber sido fecundado el óvulo por el espermatozoide,
el ser espiritual se une al embrión humano aproximadamente
al octavo día, posterior a dicha fecundación, sólo cuando
esa estructura biológica se anida en el endometrio (tejido
interno que recubre el útero, comúnmente llamado seno materno).
Una de las razones por las que el ser espiritual se
une al embrión cuando éste se implanta, como se ha señalado,
es el tener la seguridad, primero de que nacerá (salvo
situaciones posteriores que lo impidan) y segundo, que lo
hará en una familia en donde la situación espiritual, familiar,
social, cultural, etc. esté acorde a su decisión de cómo
asumir esa vida humana para lograr la evolución espiritual
orientado por El Bien, su Guía Espiritual.
Damos un ejemplo de lo puede ocurrir respecto al ser espiritual,
antes de que el embrión se anide en el útero:
- El ser espiritual se acerca al embrión pero aún no puede
ejercer una actividad de conducción directa, aunque puede
acompañar el proceso espiritualmente, interrelacionarse
con sus futuros padres a nivel espiritual.
- O, situación contraria, ninguna unidad espiritual se acerca
al embrión por la ausencia de los seres espirituales en condición
humana (futuros padres) que tengan la intención de
gestarlo, como puede ocurrir en algunos casos de fecundación
in Vitro con fines sólo experimentales. En estos casos,
si bien se produce el proceso biológico, falta el componente
relacional que se tiene que dar entre los seres espirituales
en condición etérea y humana.
En conclusión:
Todo aquello que ocurra en el embrión, anterior al octavo
día, si bien puede estar modificando las condiciones de posibilidad
para que el ser espiritual (si es que se acercó) pueda
llegar a ser un humano, no le está quitando la posibilidad
en sí misma, porque el espíritu aún está en condición etérea,
es decir, no está unido al embrión y, por ese motivo, puede
asumir la condición humana al unirse a otro embrión que
esté en la etapa de implantación en el útero materno, para
cumplir con el proceso de evolución espiritual.
Con respecto a los embriones congelados, si fueran utilizados
con los fines científicos que usted menciona, aclaramos
que es muy improbable que hubiera algún espíritu que si
bien podría haberse acercado a ellos haya permanecido
Muchas inquietudes y algunas respuestas
Periódico La Idea Nueva Nº13 3
cuando ya están ausentes las intenciones de, por ejemplo,
sus futuros padres. En caso de ser donados para ser utilizados
en otras parejas, probablemente se acerque a ese embrión
otro ser espiritual acorde a la idiosincrasia de ellos. En
el otro caso en que el embrión es usado para extraerle las
células madre, ningún ser espiritual permanece, pero éste
puede buscar otro embrión, como ya se ha señalado.
Sin embargo, hay que destacar los esfuerzos que se realizan
para encontrar la forma de obtención de células madre, evitando
utilizar las que provienen de embriones humanos con
capacidad para generar un organismo biológico completo.
La complejidad respecto a los motivos y formas de generar
la vida humana es tan amplia, que no es posible generalizar
las acciones que el ser espiritual realiza cuando decide llegar
a ser un humano. Así como varían las situaciones humanas,
el espíritu por nacer, como ente inteligente, se acerca
o no a un embrión, y también puede alejarse, pero una vez
unido él, permanece hasta que el organismo se lo permita,
puede llegar a nacer, o no. Por ese motivo es que valoramos
la conducta ética respecto al tratamiento que se hace de los
embriones humanos.
El rol que desempeñan las ciencias humanas, cada una de
ellas desarrollando la temática que le es inherente, es de
inestimable valor para las diferentes sociedades que habitan
el planeta. Sin los descubrimientos que aportan adelanto,
tal vez la vida ya estaría extinguida.
La ciencia espiritual que elabora y difunde la Escuela Científica
Basilio no pretende colisionar y mucho menos juzgar
la tarea que desarrollan las ciencias humanas. Mas allá de
cualquier especulación deseamos que los conocimientos
espirituales que nos trae El Bien puedan llegar a la humanidad
y aportar una perspectiva de análisis a temáticas relacionadas
con la existencia efectiva del ser espiritual.
2. Si las fracciones que integran la mente colaboran con
“humildad” ¿por qué decimos que están obligadas? ¿No
sería eso interpretar que están por “debajo” del espíritu en
condición humana?
El espíritu en condición humana utiliza los componentes
etéreos: Mente, Pericuerpo y Vínculo de Fluido Espiritual,
los que se mantienen integrados y vinculados por la energía
e intencionalidad espirituales del ente directriz.
También sabemos que las fracciones de espíritu no pueden
tomar decisiones por la propia situación del fraccionamiento
espiritual, siempre dependen de la conducción de las
unidades espirituales. En consecuencia, las que integran la
mente, tampoco podrían hacerlo. Pero además, no accionan
de forma individual sino que están integradas para realizar
las funciones que le corresponde al sistema en su conjunto.
La mente no es una suma de fracciones espirituales sino un
sistema integrado que responde a la conducción de una unidad
espiritual en condición humana.
Cuando utilizamos la palabra “obligada” nos referirnos a
que la mente está sujeta, al cumplimiento de las funciones
que cumple como sistema, ligada a la conducción del ser
espiritual en condición humana.
Por lo tanto, ante procesos de toma de decisión por parte
del ente directriz, no puede independizarse ni modificar las
intenciones de éste. En consecuencia, la mente debe obligatoriamente
codificar y decodificar las intenciones que le
llegan. Por lo tanto, no corresponde interpretar que las fracciones
espirituales estén “debajo de” un ser espiritual, tampoco
que “colaboren con amor”, porque solamente se está
explicando las funciones que cumple un sistema y no se está
haciendo referencia a la esencia de dichas fracciones.
Por otra parte, podemos atribuir la humildad, la fraternidad,
el respeto, la responsabilidad, etc., a los seres espirituales
en condición humana ya que solamente éstos tienen la posibilidad
de realizar acciones racionales, voluntarias e intencionales,
no así las fracciones etéreas, como se ha dicho
antes.
3. ¿Por qué no decir “la verdad” respecto a Dios?
En la doctrina institucional, la posibilidad de referirnos con
frases distintas a determinados conceptos, no implica que
alguna de ellas “no sea la verdad”. En ocasiones, utilizamos
diversas expresiones posibles y aceptadas por la Dirección
General Espiritual a modo de frases sinónimas. Por ejemplo,
podemos decir: ser espiritual en condición humana, espíritu
directriz, ente directriz, etc.
Sin embargo, esto no se aplica respecto a la inquietud porque
no es lo mismo expresar que el Fluido Espiritual es la
más Pura Vibración Espiritual, como está escrito en los textos
institucionales, que decir que “son vibraciones espirituales
de Dios” como propone.
Para reflexionar acerca de esta diferencia, transcribimos
algunos conceptos extraídos del libro Conversando con mi
cuerpo, capítulo 2:
El Fluido Espiritual es la manifestación de la más pura
Vibración Espiritual, pues su origen es Dios.
La Esencia del Creador, sus propios y únicos atributos:
Amor, Inteligencia y Libertad, son también Vibraciones Espirituales,
pero de distinta naturaleza al Fluido Espiritual.
La Esencia Vibratoria de Dios, no se proyecta,
es propia y única.
Sin embargo, El Fluido Espiritual es la proyección vibratoria
infinita de Su Existencia (no de Su Esencia). Y como
es Vibración Espiritual resultado de la existencia de Dios,
permite sostener la existencia de Su Obra: los espíritus.
Una lectura minuciosa, nos permite comprender que el Fluido
Espiritual es la manifestación de la más pura Vibración
Espiritual, que corresponde a la existencia de El Creador,
pero no a su esencia. Por este motivo, no es adecuado utilizar
la expresión propuesta.
4. ¿Es posible realizar una actualización de nuestro vocabulario
institucional?
La necesidad de actualizar el uso de nuestro vocabulario
doctrinario ha sido una inquietud que esta Dirección General
Espiritual ha decidido últimamente. Por lo tanto, se elaboró
una tabla comparativa en la que figuran las palabras que
han quedado en desuso y otras que las reemplazan, acorde
a las actuales interpretaciones doctrinarias, y la misma fue
enviada a los hermanos que requerían dichas aclaraciones.
4 Periódico La Idea Nueva Nº13
1. ¿Cuál es la diferencia entre condición espiritual y estado
espiritual?
Haremos diferentes aclaraciones, algunas referidas al vocabulario
utilizado y otras, respecto a las frases que son más
adecuadas para hablar de la condición espiritual tanto de
los espíritus como de las fracciones espirituales.
I) Condición espiritual de un espíritu o ser espiritual
1.Cuando usted escribe que “la condición etérea es el estado
natural del espíritu”, está utilizando la palabra “estado”,
situación que podría dar lugar a confusión con el concepto
“estado espiritual”.
- La condición espiritual hace referencia al ámbito en que se
desenvuelve el espíritu y el estado espiritual al nivel de evolución
espiritual o retroceso que elaboró. Son dos conceptos
diferentes.
- Además, hay seres espirituales en condición etérea que
pueden tener experiencia de vida humana y otros que no.
Razón por la que no es adecuado hablar de “natural”.
2. Por lo tanto, respecto al espíritu, podemos decir:
- Ser espiritual en condición etérea,
- Sin experiencia de vida humana, o
- Con experiencia de vida humana. También se podría decir:
- Espíritu que dejó su condición humana, o
- Espíritu en condición no humana
(Fue un humano y ya no lo es).
- Ser espiritual en condición humana.
- Sin experiencia previa de vida humana, o
- Con experiencia de vidas anteriores.
II) Condición espiritual de las fracciones etéreas
Respecto a las fracciones de espíritu podemos hablar de:
- Fracción espiritual en condición etérea,
- Sin experiencia de vida biológica o situación física, o
- Con experiencia de vida biológica o situación física. En
estas situaciones podemos decir también: Fracción espiritual
que dejó su condición biológica, física o integrada.
- Fracción espiritual en condición biológica (en función de
directriz y dirigente en los cinco reinos de la vida).
- Fracción espiritual en condición física (conforma toda la
materia del universo).
- Fracción espiritual en condición integrada (integra los
componentes etéreos: mente, pericuerpo, vínculo de Fluido
Espiritual).
Por otra parte, usted menciona “las partículas espirituales
que animan metales, no metales y gases”. En realidad, no
hay fracciones etéreas que los animen. Como la palabra lo
indica, animar indica “infundir” vida, y ello se produce sólo
en las estructuras biológicas, a partir de la unión de una fracción
espiritual a ella. Comparativamente, el ser espiritual se
une a un embrión humano.
2. El objetivo de La Escuela Científica Basilio ¿es encontrar
puntos de contacto con otras ciencias?
Los avances en el conocimiento de la Astronomía y de la Física,
por ejemplo, son independientes de los conocimientos
que brinda La Escuela sobre la ciencia espiritual. La materia
llamada oscura y las dimensiones que usted menciona están
en el ámbito exclusivo de la materia. La ciencia espiritual se
aboca a profundizar lo inherente a lo etéreo.
Desde la fundación de la Escuela Científica Basilio la ciencia
espiritual abordó temas de esta índole, pero con el objetivo
de transmitir las enseñanzas de nuestro hermano Jesús de
Nazareth. Así, como otras hermanas religiones, se incursionó
en la temática de La Creación, de la formación del universo,
pero estos conocimientos espirituales tenían la finalidad de
que comprendamos que la única obra de Dios eran los espíritus;
que Dios no creó a los hombres, tampoco al universo.
Dirección General Espiritual
Secretaría de Conocimientos Espirituales
Muchas inquietudes y algunas respuestas
Periódico La Idea Nueva Nº13 5
Las ciencias humanas estudian lo concerniente a lo visible
a través de los ojos o instrumentos específicos, lo medible,
cuantificable, etc.; mientras que la ciencia espiritual se ocupa
de aquello que es percibido mediante los componentes
espirituales que acompañan al ser directriz, como por ejemplo
la mente, el pericuerpo, el vínculo de Fluido Espiritual,
fracciones espirituales dirigentes, etc.
En cuanto a la teoría de las cuerdas, como la de los universos
paralelos y otras, tengamos en cuenta que sólo están
en el estadio de teorías que, a futuro, se confirmarán como
válidas o se desecharán como tantas otras.
Por lo tanto, no es el objetivo de esta Institución encontrar
puntos de coincidencia con otras ciencias, como así tampoco
esperamos que la ciencia material vaya llegando a la
espiritual, aunque sabemos que, en muchas situaciones se
producen notables aproximaciones.
Es importante profundizar en los conocimientos espirituales
y, al mismo tiempo, hacer lo propio con los de la carrera que
se elija, porque ambos conocimientos humanos les serán
útiles aunque no necesariamente uno explique al otro.
3. ¿Cuál tiene que ser la conducta de los Directores Espirituales
respecto a los hermanos homosexuales?
En la actualidad, esa temática se ha tratado en el Congreso
de la Nación Argentina sancionándose la ley de matrimonio
igualitario entre personas del mismo sexo.
La sociedad actual ha comprendido que ser distinto no significa
caminar por la vereda opuesta y que ello es saludable
para todos.
Los hermanos homosexuales, como seres humanos que
son, poseen los mismos derechos y obligaciones que tienen
los demás ciudadanos.
La Institución no discrimina a nadie (entiéndase raza o etnia,
sexo o género, religión etc.) porque todas las personas
merecen ser respetadas. Sin embargo, es necesario hacer
especial hincapié con respecto a la conducta que deben tener
sobre todo los Directores Espirituales y Discípulos Colaboradores.
Quienes desempeñan estas tareas, deben estar preparados
para recibir a cualquier persona y no realizar por ninguna
razón juicios de valor, los que no conducen a nada positivo,
contrariamente producen conflictos y enojos que generalmente
generan situaciones no deseadas.
La Dirección General Espiritual dará a conocer por escrito
algunos conceptos respecto a este tema, los que ya anticipó
en el Acto de Reencuentro Espiritual con Jesús de Nazareth
y Basilio Portal realizado en la Sede Central Mundial, el día
sábado 12 de junio del cte. año.
Por otra parte, sugerimos la lectura del libro Reflexiones de
la Dirección General Espiritual para los discípulos de Jesús,
en donde se incluyen algunos aspectos relativos a la preparación
espiritual del Director Espiritual.
4. Un ser espiritual en condición etérea que en su última
vida humana fue un hermano Director Espiritual y ahora
está en el error ¿podría acercarse para participar del Culto
a Dios, expresarse y ser descripto con el guardapolvo beige
de la Institución?
Habrá seres espirituales que fueron Directores Espirituales,
Discípulos Colaboradores o Discípulos que regresan al error,
pero no se presentan como tales en las prácticas espirituales
de Culto a Dios.
El Guía Espiritual de una Escuela es el que dirige todas las
tareas espirituales que allí se realizan. Por tal motivo, los
espíritus en el error que se acercan para participar del Culto
a Dios, lo hacen con la conducción de El Bien quien orienta
las diversas alternativas más favorables no sólo para ese ser
espiritual sino también para quienes están presentes en el
Salón de Actos Espirituales. Por tal motivo, El Bien nunca
propiciaría una situación de señalamiento que provocara
confusión.
Además, no necesariamente ese espíritu pudo haber dejado
de cumplir con el compromiso asumido como hermano de
fe, sino que tal vez fueron otras circunstancias las que provocaron
su desorden espiritual y, en este último caso, correspondería
que se presente con la vestimenta particular.
5. ¿Por qué a veces los animales tienen que soportar terribles
padecimientos?
Dentro del mundo habitado por vegetales, animales y humanos
la vida plantea diferentes circunstancias. Ninguna
de las estructuras biológicas referidas se encuentra libre de
contraer alguna patología en particular. Es así como ciertas
enfermedades puede causar la muerte o deficiencias para
toda la vida.
Por lo tanto, podemos inferir que los animales también las
contraen, algunas se pueden curar pero otras no, ya que
pueden ser de diversa índole.
Cuando lo dicho precedentemente ocurre, es indudable que
habrá padecimiento y/o dolor físico, ello no se puede considerar
una “injusticia” ya que es el producto de vivir conduciendo
un cuerpo biológico, en este caso nos referimos
exclusivamente al animal.
Sin embargo, cuando los padecimientos son producidos por
el maltrato del ser humano ante alguien considerado inferior,
como ocurre por ejemplo con los caballos tirando pesados
carros que suman varias veces el peso del animal, la
responsabilidad corre por cuenta del hombre que esta produciendo
el daño. También, podemos señalar a los que son
utilizados en experimentos, sin darles las condiciones necesarias
para que el animal no padezca, es más, en ocasiones
son reutilizados varias veces. Otros, son tratados en forma
aberrante, hacinados o maltratados a los fines del “divertimento
en espectáculo público”.
En general, el humano tiende a ocupar los lugares que otrora
eran pertenencia natural de los seres vivos que habitaron
la tierra antes de su aparición. Por esta razón, se adueña de
6 Periódico La Idea Nueva Nº13
todos los espacios que puede.
Es común escuchar frases tales como: “dejé el auto debajo
de un árbol y cuando regresé lo encontré sucio de excremento
de pájaros”. La pregunta que surge es: ¿quién es el
invasor y quién el invadido? No hace falta responderla, sólo
apelar al sentido común.
En ocasiones el espíritu en condición humana se adueña de
todo lo que puede, desplazando a los moradores naturales
de esas regiones. Seguramente, esta y otras situaciones
producen como ya se ha dicho, un estado de alerta en los
animales que de alguna manera podríamos compararlo con
el padecimiento de verse despojados de sus lugares de origen
y que sus “ancestros” habitaron por miles de años.
Lo que hemos detallado son algunas de las posibles causas
referentes a sus inquietudes en lo que concierne a la primera
parte de su correo electrónico.
Por otra parte, aprovechamos la oportunidad para diferenciar
el concepto de sufrimiento respecto a los animales y al
ser humano. Decimos que el espíritu sufre cuando se produce
una perturbación en su estado espiritual. Esto implica
una cierta capacidad de decisión en las acciones, que los
animales no pueden ejercer. Por lo tanto, corresponde utilizar
la palabra padecimiento para expresar en ese sentido,
situaciones que conmuevan a las fracciones espirituales directrices
de animales, y no “sufrimiento de los animales”.
6. ¿Cómo debe reaccionar una madre o un padre ante el
abuso verbal y físico por e de sus propios hijos?
La sociedad actual ha cambiado considerablemente con respecto
a otras anteriores. La familia, otrora base fundamental
de la educación y transmisión de valores de todos los seres
humanos, en muchos casos ya no lo es.
Lamentablemente, interesa sobremanera demostrar lo que
“se tiene” por encima de lo que “se es”. Este cambio en los
valores no es útil para lograr ser una mejor persona, por el
contrario, entre otras cosas produce un desencadenamiento
de situaciones conflictivas que llevan inevitablemente al resquebrajamiento
de la ya debilitada familia. Ésta, que tiempo
atrás era considerada una institución casi inexpugnable,
hoy podemos decir que en ciertos aspectos y en determinadas
circunstancias, se encuentra en franca decadencia.
¿Cómo se llegó a esta lamentable situación? El mundo se encuentra
inmerso dentro de una dinámica global, nada continúa
estático, algunas cosas cambian para mejorarlo y otras,
para provocar retrocesos difíciles de modificar.
Debemos plantearnos, tal vez, qué hace cada ser humano
para modificarse él mismo y de esa manera, intentar cambiar
su entorno.
La vida de las personas se desarrolla en general dentro de
una familia. Es natural que se produzcan en ella diferencias,
sobre todo generacionales entre padres e hijos. Es sumamente
importante que cada uno cumpla con su rol. Los primeros
deben dedicarse a educar y generar espacios en los
cuales cada uno se pueda sentir cómodo sin invadir el libre
albedrío del otro.
Sin embargo, como ocurre dentro del reino animal, se deben
poner los límites necesarios para que pueda existir una
convivencia lógica a través de la cual se desarrolle un cierto
equilibrio para que exista un ambiente de comprensión y se
puedan resaltar los valores humanos. Sin ellos, seguramente
no habrá familia, sólo personas que comparten un espacio
por determinado tiempo.
El amor, no es una utopía, manifestarlo promueve el acercamiento
entre los seres y puede ser el inicio del cambio que
todos esperamos se produzca en la humanidad.
Con respecto a los hijos, debemos tener en cuenta las diferentes
etapas por las que están atravesando. Ellas producen
grandes cambios de todo tipo, es por ello que en general la
adolescencia es una de las más complejas y puede ocurrir
que también se observe cierto contenido de agresividad,
aunque no en todos los casos.
Los padres son los responsables directos de sus hijos, por
lo tanto, es menester que los eduquen adecuadamente para
que en la medida de lo posible no se produzcan los hechos
desafortunados que a menudo ocurren entre adolescentes
incluso dentro y fuera de las escuelas a las cuales concurren
a diario.
Los cambios de conducta, aun en los adultos, no son fáciles
de lograr, sin embargo es posible.
La Escuela nos enseña que la compresión es uno de los valores
más importantes del ser humano, aunque debemos recordar
que ello no significa libertinaje, es decir hacer lo que
cada uno quiere.
Algunos padres actuales, adolecen de la firmeza que se debe
tener ante algunas situaciones complejas y lamentablemente
ello puede provocar cierto ambiente familiar no deseado
con las consecuencias más inesperadas como las que usted
relata en su correo electrónico. También, los hijos suelen no
ubicarse en el marco de respecto hacia sus padres o adultos
mayores y actuar de manera no adecuada como usted señala
en los casos de abuso verbal y/o físico hacia ellos.
La Escuela siempre señaló la necesidad del respeto en todas
las relaciones familiares. Cuando la convivencia se ve alterada
por situaciones que no pueden ya resolverse con el propósito
de alguna de las partes, no solamente es necesaria la
ayuda espiritual sino también la consulta a los profesionales
que atienden la problemática de la familia, para encontrar
las posibles soluciones, sin menoscabo de la dignidad
de persona de ninguno de sus integrantes.

3 comentarios:

  1. exelente material...

    ResponderEliminar
  2. Considero realmente excelente, amplio y muy claro el material publicado, con amplias aclaraciones de diferentes problemáticas q atraviesa el ser humano, tanto a nivel individual como en forma colectiva. Digno de análisis, publicación y difusión.

    ResponderEliminar
  3. he concurrido a la ECB nº 35 de Santa Fe, esta publicacion que acabo de leer me recordo y actualizó lo que aprendi.Concurrir a la ECB modifico la idea de la existencia del hombre y de la influencia espiritual en su conducta.Es la primera vez que ingreso a esta página y quiero saber si pueden responder a la siguiente pregunta ¿como afecta al ser espiritual cuando desencarna motivado por la acción de espiritus del mal dirigidos con esa intención? Cómo puede protegerse en el espacio el ser espiritual para no sucumbir y ser prisionero de los seres equivocados? ¿Cómo podemos ayudarlos? Este tema me interesa por la pérdida de un ser querido por las razones antes expresadas

    ResponderEliminar